MÓDULO 5

NO HAY QUE AVERGONZARSE DE LOS CUERPOS DE LAS MUJERES MAYORES!

Construcciones, representaciones y percepciones del cuerpo femenino (mayor)

Introducción

El módulo ofrece una visión general de cómo se construyen los roles de género y la identidad de género, y cómo influyen en las representaciones de las mujeres mayores en los medios de comunicación y posiblemente en su autopercepción. Las construcciones culturales de la edad y el género pueden influir en la percepción del cuerpo. Como herramienta cultural, los medios de comunicación desempeñan un importante papel en la transmisión y amplificación de imágenes que pueden influir en la percepción del cuerpo de las personas mayores. En consecuencia, este módulo examina las múltiples formas en que las mujeres mayores son marginadas en los medios de comunicación y cómo son sometidas a la discriminación visual por edad.

 

El módulo en pocas palabras

El módulo consta de tres unidades, seguidas de “Verifica tus conocimientos” y “Referencias”.

Unidad 1. Construcción social y cultural del género (femenino)

Unidad 2. Imagen corporal y (auto)percepción

Unidad 3. Representaciones del cuerpo femenino (mayor) en los medios de comunicación: La discriminación visual por edad y la doble marginación de las mujeres mayores

Verifica tus conocimientos. ¿Son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones?

Referencias

Unidad 1. Construcción social y cultural del género (femenino)

 

Como ya se ha comentado en otros capítulos, el "género" está relacionado con los roles sociales basados en el sexo biológico que se le asigna a un individuo en la sociedad. En la mayoría de las sociedades, se trata de un sistema binario de "hombre" y "mujer". Los individuos que no se identifican con él o que no encajan en estas categorías se describen como "no binarios" o "gender-queer".

 

Los roles de género implican ciertas expectativas de lo que es un comportamiento apropiado y aceptable para un hombre o una mujer. O, como dice el Instituto Europeo para la Igualdad de Género, los roles de género son "normas sociales y de comportamiento que, dentro de una cultura específica, se consideran ampliamente apropiadas desde el punto de vista social para los individuos de un sexo concreto" (Gender Roles, 2021). Ejemplos de cómo el género o los roles de género influyen en el comportamiento son la vestimenta, las ocupaciones profesionales y el cuidado de los niños.

 

La identidad de género, en cambio, describe cómo se identifica un individuo en términos de género. La "feminidad" ofrece, por tanto, una descripción cultural de lo que significa ser mujer, que puede variar mucho de las propias concepciones e ideas de un individuo. Sin embargo, los roles culturales de género también pueden influir en una persona a un nivel subconsciente, de modo que no es necesariamente consciente de ellos. Las representaciones de las mujeres en los medios de comunicación, tanto de ficción como de no ficción, no sólo se ven influidas por estas concepciones culturales, sino que, a su vez, también pueden influir en ellas en gran medida. Por lo tanto, la visibilidad es importante: Las representaciones visuales de la diversidad femenina son un paso importante hacia la igualdad de género.

Unidad 2. Imagen corporal y (auto)percepción

 

Los roles de género están intrínsecamente ligados a las representaciones y percepciones del cuerpo. Las normas sociales no sólo dictan el comportamiento, sino también lo que constituye un cuerpo "aceptable". En general, en las sociedades occidentales se prefiere la juventud a la vejez, tanto para los hombres como para las mujeres. Sin embargo, existe el doble rasero del envejecimiento: los investigadores descubrieron que, en todos los grupos de edad, tanto los hombres como las mujeres son vistos como menos atractivos a medida que avanzan en edad, pero no en el mismo grado. Las mujeres también son vistas como menos femeninas a medida que envejecen, mientras que la masculinidad de los hombres mayores se percibe sin cambios (Deuisch et al.). Además, las mujeres son vistas como mayores antes que los hombres. Sin embargo, dependiendo del contexto, las mujeres mayores pueden ser percibidas más favorablemente que los hombres mayores en relación con los roles de género tradicionales de cuidadoras, criadoras o, en general, en contextos sociales que requieren una cierta calidez emocional (Kornadt et al., 2013, p. np.).

 

Las construcciones culturales de la edad y el género pueden influir en la imagen corporal del individuo, en la forma en que ve y percibe su propio cuerpo. Debido a que, en muchos aspectos, el envejecimiento se considera un proceso negativo (es decir, las mujeres se vuelven menos atractivas con la edad, pero deberían ser atractivas -y, por tanto, jóvenes- de acuerdo con su papel estereotipado de género), la imagen corporal puede cambiar negativamente para las mujeres mayores. Una forma extrema de este fenómeno es la gerontofobia, un fuerte miedo a envejecer. Pero incluso si uno no la experimenta, muchas personas son objeto de prejuicios sobre la edad. Aunque la discriminación por motivos de edad puede adoptar muchas formas y realizarse a varios niveles, en lo que respecta a la imagen corporal, suele manifestarse como una presión para cumplir con unos estándares de belleza (imposibles de cumplir) también en una edad avanzada, así como estereotipos sobre las personas mayores (Rocha & Terra, 2014, pp. 258–259). 


Aunque tanto los hombres como las mujeres tienen que enfrentarse a los retos que supone envejecer y cambiar de cuerpo, las mujeres se ven especialmente afectadas por esta presión. Esto es importante porque una imagen negativa del propio cuerpo puede tener un impacto negativo en la salud mental y física, así como en el bienestar. Una representación visual más diversa de mujeres de todas las edades podría ayudar.

Unidad 3. Representaciones del cuerpo femenino (mayor) en los medios de comunicación: la discriminación visual por edad y la doble marginación de las mujeres mayores

 

En general, los medios de comunicación están más representados por hombres que por mujeres. En las películas, por ejemplo, los hombres tienen papeles más significativos y más tiempo para hablar. Su aspecto físico se menciona con menos frecuencia. Incluso después del inicio del movimiento "Me Too", sorprendentemente pocas películas pasan el test de Bechdel, que pregunta si una película presenta al menos dos mujeres con nombre que hablen entre ellas de algo más que un hombre.

 

Cuando se trata de la representación de mujeres mayores, la situación es aún más problemática. En primer lugar, existe una brecha de edad en el reparto: mientras que los actores masculinos pueden ser contratados hasta bien entrados los 40 y 50 años en papeles principales atractivos, las mujeres de más de 40 años rara vez se ven en papeles importantes o en la pantalla (Butter, 2015). Los cuerpos de las mujeres más jóvenes se representan como atractivos, mientras que los cuerpos de las mujeres de más edad se vuelven básicamente invisibles. Esto da la impresión de que las personas mayores, y especialmente las mujeres, no son lo suficientemente dignas o interesantes para aparecer en la pantalla. La investigadora sueca de los medios de comunicación Maria Edström llama a esto una "aniquilación simbólica" de las mujeres mayores.

 

En general, la edad se presenta como algo negativo en los medios de comunicación. Las personas mayores son representadas como una carga para la sociedad. Su salud se deteriora, sus competencias disminuyen. Edström afirma que en la publicidad televisiva aparecen "imágenes positivas, como 'el abuelo perfecto', 'el aventurero de la edad dorada' o 'el productivo de la edad dorada'", pero afirma que estas "ideas de 'envejecimiento con éxito' y las representaciones más positivas pueden ser problemáticas", ya que dan lugar a una presión aún mayor para cumplir las expectativas de la sociedad.

 

Tanto los hombres como las mujeres se ven sometidos desde pequeños a la presión cultural de ajustarse a los roles de género; sin embargo, con la edad, las limitaciones de estos roles de género aumentan junto con la invisibilidad de las mujeres mayores en los medios de comunicación: las mujeres mayores son marginadas en los medios de comunicación por ser mujeres y por ser mayores. Las mujeres que, además, pertenecen a otros grupos marginados (personas de color, discapacitados, minorías religiosas, etc.) son aún menos visibles. La representación en los medios de comunicación -no solo en las películas, sino también en la televisión, en los anuncios, en la literatura y en el arte- tiene una gran influencia en cómo se percibe a una persona y cómo se percibe a sí misma.

 

Si se las representa, las mujeres mayores suelen ser estereotipadas como la madre dominante y controladora, la buena ama de casa o la "lagarta vieja bruja" que busca ser siempre joven. Estos estereotipos refuerzan la impresión de que las mujeres mayores tienen menos valor para la sociedad porque se han vuelto menos productivas o que perjudican la estabilidad del sistema (joven y/o masculino). Aunque en la pantalla hay una serie de personajes femeninos de edad avanzada que son representados como mujeres independientes, con éxito y sexualmente activas, rara vez estas representaciones trascienden realmente estos estereotipos: las mujeres siguen siendo relevantes sobre todo en la esfera privada como matriarcas, sujetas a la mirada masculina como sexualmente atractivas a pesar de su edad, o en el mundo profesional vistas como una amenaza para el establishment dominado por los hombres (Chrisler 2007, 170-71).

 

Pero, ¿por qué es esto relevante? La representación en los medios de comunicación (no sólo el cine, sino también la televisión, la publicidad, la literatura y el arte) tiene una gran influencia en la percepción y la autopercepción de una persona. La representación de las mujeres mayores como invisibles, desagradables e indeseables en la pantalla influirá en la forma en que las mujeres mayores son (no) vistas fuera de la pantalla. Por lo tanto, es importante no sólo comprometerse críticamente con las representaciones de las mujeres mayores, sino también fomentar una representación más diversa de la edad, los roles de género y la feminidad. Si quieres mejorar tu propia imagen corporal y tu autopercepción, puedes hacer un esfuerzo consciente para deshacerte de los estereotipos. Intenta encontrar representaciones más realistas de las personas mayores y cuestiona la forma en que los medios de comunicación representan a estas mujeres. Ten en cuenta que lo que te presentan no es lo que debes entender como "normal": el envejecimiento es tan individual como nuestros cuerpos y personalidades.

Butter, S. (2015, Nov. 12). Mind the movie age gap: Hollywood has a habit of casting leading older men with 20-something women“. Evening Standard. 

https://www.standard.co.uk/lifestyle/london-life/mind-the-movie-age-gap-hollywood-has-a-habit-of-casting-leading-older-men-with-20something-women-a3111701.html

 

Chrisler, J. C. (2007). Body Image Issues of Women Over 50. In V. Muhlbauer & J. C. Chrisler (Eds.), Women Over 50: Psychological Perspectives (pp. 6–25). Springer US. https://link.springer.com/chapter/10.1007%2F978-0-387-46341-4_2

 

Deuisch, F. M., et al. (1986). Is There a Double Standard of Aging? 1. Journal of Applied Social Psychology, 16(9), 771–785. https://doi.org/10.1111/j.1559-1816.1986.tb01167.x 

 

Edström, M. (2018). Visibility Patterns of Gendered Ageism in the Media Buzz: A Study of the Representation of Gender and Age over Three Decades. Feminist Media Studies, 18(1), 77–93. https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/14680777.2018.1409989

 

European Institute for Gender Equality. (2013). Review of the Implementation of the Beijing Platform for Action in the EU Member States: Women and the Media: Advancing Gender Equality in Decision Making in Media Organisations: Report. Publications Office. https://op.europa.eu/en/publication-detail/-/publication/b2197e33-02dc-4c92-80bc-917417dc7b31/language-en

 

Kornadt, A. E., et al. (2013). Multiple Standards of Aging: Gender-specific Age Stereotypes in Different Life Domains. European Journal of Ageing, 10(4), 335–344. https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10433-013-0281-9


Rocha, L. M., Terra, N. (2014). Body Image in Older Adults: A Review. Scientia Medica, 23(4), 255. https://revistaseletronicas.pucrs.br/ojs/index.php/scientiamedica/article/view/1980-6108.2013.4.15357

Actividad