MÓDULO 2

EL LARGO CAMINO HACIA LOS DERECHOS, LA IGUALDAD Y LOS VALORES EUROPEOS

Historia de las mujeres en los países europeos: pasos dados por las mujeres y los hombres en toda Europa para convertir a las mujeres en titulares de derechos. ¿Cómo influyen la democracia, la libertad y los valores básicos europeos en general en las mujeres y su vida?

Introducción

Este módulo trata sobre la situación pasada y presente de las mujeres en la sociedad y la lenta evolución de los derechos de las mujeres hasta que éstas se convierten en titulares de derechos en las sociedades europeas modernas. Los derechos de las mujeres no se conceden. Muy al contrario, son necesarios los esfuerzos de las mujeres empoderadas para protegerlos.

 

El módulo en pocas palabras

El módulo consta de tres unidades, seguidas de “Verifica tus conocimientos” y “Referencias”.

Unidad 1. El papel social de la mujer en el pasado y en el presente

Unidad 2. El largo camino hacia los derechos de las mujeres y la igualdad de género en los estados miembros de la Unión Europea 

Unidad 3. Los derechos de la mujer, la igualdad y los valores europeos

Verifica tus conocimientos. ¿Son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones? 

Referencias

Unidad 1. El papel social de la mujer en el pasado y en el presente

 

Dado que las mujeres representan la mitad de la población de nuestro planeta, no podemos limitarnos a ignorar su presencia en la formación de la historia del mundo. Desde el principio de la humanidad, las mujeres han tenido que superar muchos obstáculos para poder cambiar su condición de madre y poder participar activamente en la sociedad junto con los hombres. 

 

Desde los tiempos antiguos hasta la época moderna, se esperaba que las mujeres fueran en su mayoría amas de casa y madres. Los deberes principales que ellas tenían eran traer nuevas vidas al mundo y asegurarse que la familia estuviera bien alimentada y cuidada; y que el hogar estuviera bien administrado. 

 

La revolución de 1789 en Europa dio lugar al auge de nuevas tecnologías que requirieron mano de obra en las fábricas. De este modo las mujeres empezaron a participar por igual en el trabajo industrial, aunque recibían salarios más bajos que los hombres.

 

A finales del siglo XIX las mujeres empezaron a matricularse en estudios universitarios y a trabajar en determinadas áreas específicas. Antes de eso, una mujer casada trabajadora no habría sido bien vista por la sociedad. Ya que, los principales deberes de ellas eran apenas cuidar de los maridos y de los hijos.

 

La revolución industrial y las industrias de guerra necesitaron más mano de obra. Y durante la guerra hubo un déficit de mano de obra masculina y las mujeres reemplazaron a los hombres en el trabajo. Por este motivo, el nuevo rol de las mujeres en las fábricas fue aceptado socialmente incluso si estaban casadas. 

 

Con la llegada del siglo XIX se produjo un cambio de valores y una nueva era de rebelión hacia la tradición, la familia y la religión. Ya en el siglo XX, se reconoció la igualdad de derechos de la mujer en comparación con los derechos de los hombres.  

 

Hoy, los roles de las mujeres han cambiado drásticamente. Prácticamente no hay profesión que no sea accesible tanto para hombres como para mujeres. Ya que pueden ser enfermeras, ministras, presidentas, alistarse en el ejército, maestras, astronautas, artistas, actrices, programadoras, doctoras, etc. Sin embargo, también sabemos que en algunos campos las mujeres no están bien representadas. Algunas profesiones todavía están dominadas por los hombres, incluidos ciertos campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y la medicina en algunos países. No solamente las mujeres están menos representadas en algunos campos de trabajo, sino que también reciben menos remuneración por hacer el mismo trabajo y ocupar el mismo puesto que sus colegas del sexo masculino. 

 

Aunque los roles de las mujeres cambiaron durante los últimos 100 - 300 años, algunos aspectos de las vidas de las mujeres todavía siguen igual. Para muchas mujeres, trabajar fuera de casa significa tener dos trabajos de tiempo completo: uno en el trabajo (normal) y otro en casa. Generalmente, las mujeres son las que cuidan la casa y del resto de los miembros de la familia, también son quienes hacen los recados, pagan las facturas, y planifican los eventos escolares y las excursiones. 

 

Cuando se trata de mujeres mayores, el rol de ellas puede reducirse nuevamente a ser amas de llaves, abuelas y personas de apoyo emocional para los maridos, así como también se pueden dedicar a cuidar a otros miembros de la familia. Ser mayor representa a menudo un desafío en muchos países del este y oeste de la Unión Europea, ya que las personas mayores son despreciadas y consideradas como una carga social para otras generaciones.  

 

Sin embargo, la vejez no les impide seguir siendo el fundamento sólido e innegable de nuestra sociedad. Si estamos dispuestos a escuchar y aprender, entenderemos que la importancia de las mujeres mayores va más allá del rol de ser niñeras de los nietos. Los cuerpos de ellas pueden ser más frágiles, pero la experiencia que tienen puede ser equivalente a un océano de sabiduría que puede guiar a las generaciones más jóvenes. Ya que todos estos conocimientos son fundamentales para transmitir los valores culturales a los descendientes. Ya que ellas, son guardianas del patrimonio cultural y social.

Unidad 2. El largo camino hacia los derechos de las mujeres y la igualdad de género en los estados miembros de la Unión Europea

 

A lo largo de los siglos, las mujeres han luchado por tener la obtención de los mismos derechos que los hombres. Ya sea con la denominación de feministas o no, las mujeres dieron los primeros pasos para formar los movimientos feministas.

 

Fue durante la Revolución Francesa cuando las mujeres europeas comenzaron a tomar las riendas de la lucha por la igualdad social y marcharon sobre Versalles bajo el lema “Libertad, Igualdad y Fraternidad”.

 

En aquellos años, se plasmaron los primeros reclamos por los derechos políticos de las mujeres que deberían consolidar a las mujeres como ciudadanas. Un logro importante fue la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana escrita por Olympe de Gouges en 1791. Este es uno de los primeros documentos históricos que defiende la igualdad de derechos o la igualdad jurídica y el derecho al voto de las mujeres.

 

Las mujeres querían participar en los asuntos de estado, en la creación de las leyes a las que antes solamente estaban sometidas. Surgieron movimientos sufragistas con Flora Tristán al mando. Los grupos feministas del movimiento obrero fueron influenciados por «El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado», escrito por Friedrich Engels en 1884. Algunas de ellas crearon asociaciones y, poco después, movimientos sufragistas femeninos tanto a nivel nacional como internacional. Después de la creación de una federación en los Estados Unidos en 1890, se creó la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio de Mujeres en Gran Bretaña en 1897, la Asociación Alemana para el Sufragio Femenino (en alemán: Deutscher Verein für Frauenstimmrecht) en 1902 y la Unión Francesa para el Sufragio de Mujeres en Francia en 1909. Estas organizaciones eran miembros de la Alianza Internacional por el Sufragio de las Mujeres, fundada en Berlín en 1904, que afirmaba ser un movimiento de derechos humanos.

 

Después de décadas de lucha y presión, las mujeres lograron el derecho al voto en diferentes estados europeos en el siglo XX.

 

Si bien el derecho al voto ya se les había otorgado a las mujeres de varios estados de EE. UU. desde 1869, Finlandia fue el primer país en dar el paso en 1906, a través de una reforma que estableció un parlamento elegido por el sufragio universal. Le siguieron Noruega en 1907, y luego Dinamarca e Islandia en 1915. La Primera Guerra Mundial creó las condiciones que permitieron la introducción del derecho al voto en varios países: Rusia en 1917 (después de la revolución), Letonia, Estonia, Polonia, Reino Unido (sobre todo con restricciones de edad hasta 1928), Alemania y Austria (tras el derrocamiento de las monarquías y el establecimiento de las respectivas repúblicas) en 1918, seguidos de los Países Bajos y Luxemburgo en 1920. En España, en 1931, la recién creada Segunda República otorgó a las mujeres el derecho al voto. En 1929, Rumania otorgó el sufragio limitado a las mujeres. A las mujeres francesas se les concedió este derecho en abril de 1944, conforme a los deseos del general de Gaulle. Las mujeres italianas y eslovenas (Eslovenia que formaba parte de la ex Federación Yugoslava) obtuvieron el derecho al voto en 1945. Grecia tuvo que esperar el establecimiento de una monarquía parlamentaria para que el sufragio se hiciera universal en la Constitución de 1952.

 

Este periodo de posguerra se distinguió por el inicio del llamado nuevo feminismo y estuvo marcado por los nombres de Simone De Beauvoir y Betty Frieden. En aquella época ya se hablaba del patriarcado, de la igualdad entre hombres y mujeres y de los derechos de las mujeres sobre su cuerpo. Simone De Beauvoir publicó El segundo sexo en 1949, donde esbozó su máxima: no se nace mujer, sino que se llega a serlo. Ya en los años 70 la seguiría Kate Millet. No hay disparidad intelectual y emocional entre los sexos. La psicóloga estadounidense Betty Freidan denunció en 'La mística de la feminidad' que el estereotipo masculino impuesto a las mujeres en los años 50 las llevaba a la autodestrucción.

 

Es en esta etapa donde aparece la teoría Queer, que rechaza la clasificación de los individuos en categorías universales y fijas. La identidad sexual es ahora el producto de una construcción cultural y no parte de un determinismo biológico. Se ha convertido en género.


Hoy en día, hay muchos movimientos de mujeres que buscan romper con las visiones de género únicas y unificadoras. Promueven la diversidad basada en el trabajo. De hecho, el trabajo conjunto ya ha dado algunos frutos y mujeres de todos los continentes han desplegado diferentes estrategias de acción a través de las Naciones Unidas, las organizaciones no gubernamentales o las asociaciones. En 1995, durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, se fijaron una serie de compromisos sin precedentes y se reconocieron los derechos de las mujeres como derechos humanos. Más de veinte años después de la adopción de la Declaración y Plataforma de Acción de Pekín, hasta ahora, ningún país ha logrado la igualdad de género y la discriminación contra la mujer continúa. Por esta razón, los movimientos feministas de todo el mundo continúan luchando por mejorar las condiciones de vida y sociales de las mujeres.

Unidad 3. Los derechos de la mujer, la igualdad de género y los valores europeos

 

La igualdad de género no significa “que las mujeres y los hombres sean iguales, sino que los derechos, las responsabilidades y las oportunidades de las mujeres y los hombres no dependerán del sexo con el que nacieron”. (La ONU Mujeres, conocida por su nombre en inglés como «UN Women», es la entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer.

 

Según el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea (TUE), los valores fundamentales de la Unión Europea son «la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad, el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas que forman parte de las minorías». Formar parte de la Unión Europea significa compartir y defender sus valores fundamentales.

 

El principio de igualdad entre mujeres y hombres sustenta todas las políticas europeas y es la base de la integración europea. Se aplica a todas las áreas. Aunque todavía existen desigualdades, la Unión Europea ha logrado avances significativos: 

 

  • legislación sobre la igualdad de trato.
  • integración de la perspectiva de género en todas las demás políticas.
  • medidas específicas para el avance de la mujer

 

La Comisión Europea ha desarrollado la Estrategia de Igualdad de Género de la Unión Europea con objetivos políticos y acciones para lograr un progreso significativo con el objetivo de lograr una Europa con igualdad de género hasta el 2025.

 

Los objetivos clave son acabar con la violencia de género; cuestionar los estereotipos de género; eliminar las brechas de género en el mercado laboral; lograr una participación equitativa en los diferentes sectores de la economía; abordar las desigualdades salariales y de pensiones entre hombres y mujeres; acabar con las diferencias de género en materia de cuidados y lograr el equilibrio de género en la toma de decisiones y en la política. 

 

A pesar de los desafíos derivados de la crisis del COVID-19, la Comisión realizó importantes esfuerzos para implementar la Estrategia de Igualdad de Género durante el año pasado. Reforzó su lucha contra la violencia de género. En junio de 2020 se publicó la primera Estrategia de la Unión Europea sobre los derechos de las víctimas y en febrero de 2021 se lanzó una consulta pública abierta sobre una nueva iniciativa legislativa para apoyar mejor a las víctimas y enjuiciar a los infractores de violencia de género. La Comisión adoptó la Ley de Servicios Digitales en diciembre de 2020, que aclara las responsabilidades de las plataformas en línea, contribuyendo así a la seguridad de las mujeres en Internet. Con la adopción de la propuesta de Directiva que refuerza el principio de igualdad de remuneración mediante la transparencia salarial y los mecanismos de aplicación a principios de marzo de 2021, la Comisión dio un paso importante para mejorar el respeto del derecho a la igualdad de remuneración y abordar la discriminación salarial. También a principios de marzo de 2021, la Comisión adoptó un plan de acción para implementar el pilar europeo de derechos sociales, que sitúa la igualdad de género en su núcleo y establece, entre otros, objetivos ambiciosos para la participación de las mujeres en el mercado laboral y la provisión de educación y atención en la primera infancia, que es muy importante en este contexto. En el 2020, se anunciaron una serie de acciones para garantizar que las niñas y las jóvenes participen por igual en los estudios TIC y desarrollen habilidades digitales. 

 

No cabe duda de que en los últimos siglos se ha producido un gran avance en lo que respecta a los derechos y la igualdad de las mujeres; sin embargo, la estrategia en sí misma y sus objetivos nos recuerdan que aún queda mucho por hacer para lograr una verdadera igualdad de género.

 

Para empezar a reducir la brecha de género presente en todas las sociedades, tenemos que empezar a eliminar la tipificación de género desde la primera infancia.  

Anon: Women in History documentary (July 21, 2017). [Video]. Recuperado de:  https://www.youtube.com/watch?v=zU9eaxjEgko 

 

Briatte, A.L. (June 6, 2020). Women´s right to vote. [Article]. Recuperado de: https://ehne.fr/en/encyclopedia/themes/gender-and-europe/gender-citizenship-in-europe/women%E2%80%99s-right-vote 

 

Curso Mujer y Medio Ambiente: conflictos, oportunidades y retos. CEDREAC. Abril, 2013. [PP course]. Recuperado de: https://cima.cantabria.es/documents/5710649/5729124/Mujer_historia.pdf/601eb1ed-1752-4ea3-5374-64abf5298254?t=1512481342680 

 

Gamba Susana (2008). Feminismo: historia y corrientes. [Article]. Recuperado de: http://www.mujeresenred.net/spip.php?article1397  

 

Joshua J. Mark (March 18, 2019). Women in the Middle Ages [Article]. Recuperado de:  https://www.ancient.eu/article/1345/women-in-the-middle-ages/

 

McKeowen, M. (June 25, 2018). Women through History: Women's Experience Through the Ages [Article]. Recuperado de: https://owlcation.com/humanities/Women-Through-History 

 

Rubio-Martín, R. (April 3, 2014). The achievement of female suffrage in Europe: on women’s citizenship. [Article]. Recuperado de: https://academic.oup.com/icon/article/12/1/4/628588 

 

https://ec.europa.eu/component-library/eu/about/eu-values/ 

 

https://perception.org/research/implicit-bias/

 

https://ec.europa.eu/info/policies/justice-and-fundamental-rights/gender-equality/gender-equality-strategy_en

Actividad

Lorem Ipsum

Lorem ipsum

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor