MÓDULO 1

LA GENTE MAYOR, LAS MUJERES MAYORES Y EL COMPROMISO DE CADA UNA DE ELLAS 

¿Cómo contribuye la educación de adultos mayores a la ciudadanía activa y la participación de las personas mayores a la sociedad? ¿En qué medida les ayuda a tomar conciencia de los respectivos derechos y les permite comprometerse con la justicia social?

Introducción 

La educación de adultos mayores consiste en combinar los conocimientos de las distintas disciplinas, generando un conocimiento experiencial aportado tanto por los alumnos como por los educadores. También se trata de fomentar nuevos conocimientos. Pero no sólo eso. La educación de las personas mayores, empujadas al margen de la sociedad, tiene como objetivo empoderarlas para que se conviertan en ciudadanos activos, participativos y contribuyentes. Sólo los adultos mayores comprometidos y comprometidas se convierten en titulares de derechos que disfrutan y apoyan una mayor justicia social.

 

El módulo en pocas palabras

El módulo consta de tres unidades, seguidas de “Verifica tus conocimientos” y “Referencias”.

Unidad 1. Los adultos mayores y la importancia de su compromiso social.

Unidad 2. Contribución de la educación de adultos a la participación social y al activismo de las mujeres.

Unidad 3. Ser titulares de derechos en la vejez.

Verifica tus conocimientos. ¿Son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones? 

Referencias

Unidad 1. Los adultos mayores y la importancia de su compromiso social

 

La esperanza de vida en todo el mundo aumentó durante los últimos siglos, ya que el desarrollo científico brindó nuevas oportunidades y soluciones que permitieron a la población mundial mantener sanas a las personas mayores y alcanzar nuevas etapas de la vida. El término «Vejez» se refiere en la actualidad mayoritariamente a las personas mayores de 65 años, tal y como afirma la OMS (Organización Mundial de la Salud) (2011), aunque hay países en los que esta referencia es menor - Australia - 50 años (OFTA, 2019), África - 55 años (Sagner, Kowal, Dowd, 2002).

 

A pesar de las diferentes cifras que la definen, que cambian constantemente y seguirán cambiando con el tiempo, la vejez, en realidad, representa para todas las personas la etapa final del ciclo de vida. Se caracteriza por una movilidad limitada; por una mayor fragilidad y susceptibilidad a las enfermedades, lesiones y dolencias en comparación con los adultos más jóvenes (OMS, 2011). Hay muchos cambios en la vejez en términos de interacción familiar y social; también en las relaciones laborales, las oportunidades de aprendizaje y el tiempo libre (OMS, 2011; OFTA, 2019).

 

Las personas mayores a menudo se enfrentan a estereotipos en base a la edad, que frecuentemente son creencias demasiado simplificadas y exageradas sobre personas o acontecimientos, y que también pueden ser de naturaleza positiva o negativa. Pero los estereotipos distorsionan la realidad y dejan de lado las particularidades. Los estereotipos a menudo inhiben la participación de las personas mayores en la comunidad y la vida personal. Para ilustrar este tema, por ejemplo, estamos seguros de que has escuchado que las personas mayores son menos productivas en comparación con los adultos más jóvenes; que no pueden aprender bien debido a los viejos patrones de aprendizaje; que son sabios, pero olvidadizos (OFTA, 2019). Algunas personas mayores pueden ser olvidadizas, pero no necesariamente todas.

 

¿Por qué es tan importante el compromiso de los adultos mayores? Las personas mayores son expertas, poseedoras de un capital social y cultural que es importante para la comunidad y no se puede perder. Echemos un vistazo a los beneficios de la participación de los adultos mayores (OFTA, 2019).).

 

Beneficios para ellos mismos:

  • se sienten valorados;
  • aumentan la confianza y disfrutan más de la vida, mientras gozan de mejor salud y bienestar;
  • obtienen más oportunidades para expresar ideas y necesidades, ya que sienten que sus opiniones importan;
  • mejoran la confianza en las instituciones gubernamentales;
  • el sentido de logro personal crece;
  • pueden ayudar a disipar los mitos y estereotipos asociados con el envejecimiento.

 

Beneficios para las instituciones gubernamentales:

  • aprenden de los diversos conocimientos y experiencias de las personas mayores;
  • obtienen una mejor comprensión de las oportunidades que ofrece un mercado de consumidores grande y en crecimiento;
  • pueden beneficiarse de las experiencias de las personas mayores en el activismo social;
  • son más creíbles al responder a las ideas de la comunidad;
  • pueden estar al frente de un enfoque completamente nuevo del envejecimiento;

 

Beneficios para la comunidad:

  • los miembros de la comunidad pueden beneficiarse del conocimiento y la experiencia de los adultos mayores;
  • pueden aprovechar la ayuda, el tiempo de trabajo, las conexiones sociales, todo lo que las personas mayores están dispuestas a ofrecer;
  • también podrán desarrollar las relaciones intergeneracionales, al demostrar que las comunidades favorables a todas las edades son buenas para todas las generaciones;
  • la comunidad se volverá más cohesionada, capaz de utilizar más capital social y de promover la apropiación de las decisiones;
  • la calidad de las decisiones y los resultados para la comunidad aumentarán.

Unidad 2. Contribución de la educación de adultos a la participación y el activismo social de las mujeres

 

A pesar de los pasos dados en cuestión de equidad de género a lo largo de los años, las mujeres aún son consideradas una categoría vulnerable. Como ocurre con las personas mayores, las mujeres son propensas a una serie de estereotipos que las inhiben de estar completamente comprometidas tanto social como políticamente. Cuanto más se entrelazan estos dos criterios, más difícil se torna para las mujeres mayores aportar la respectiva contribución de cada una de ellas a la comunidad.

 

La participación social se define como la participación de un individuo en actividades que brindan interacción con otros miembros de la sociedad o la comunidad fuera del hogar o entorno familiar (Aroogh, Shahboulaghi, 2020). La participación social se basa en las relaciones sociales e implica acciones a través de las cuales se comparten los recursos personales con los demás. Dependiendo del tipo de recursos personales compartidos, puede haber tres tipos de participación social (Aroogh, Shahboulaghi, 2020):

  • participación social comunitaria / colectiva
  • participación social productiva
  • participación social política (implica la toma de decisiones sobre grupos sociales). Este tipo de participación social también puede denominarse activismo social, ya que implica esfuerzos dirigidos a realizar cambios políticos o sociales.

 

Tanto la competencia social como la competencia cívica son fundamentales para cada una de las personas que forman parte de la sociedad basada en el conocimiento. Estas competencias (mencionadas anteriormente) se expresan a través de la capacidad de la persona para participar de manera efectiva y constructiva en la vida social y laboral; y para participar activamente en sociedades cada vez más diversas (Brand, Schmidt-Behlau, 2019). Entonces, la pregunta es: ¿Cómo estimular a las mujeres en general y especialmente a las mujeres mayores para la participación comunitaria y política social? Los resultados de la investigación en varios estudios sugieren que los programas de educación de adultos desempeñan un papel clave en la forma en que los estudiantes adultos, ya sean jóvenes o mayores, hombres o mujeres, comprenden y experimentan la participación social activa (Brand, Schmidt-Behlau, 2019). Por lo tanto, la clave para involucrar a las mujeres, incluidas las mujeres mayores, en la participación social y la ciudadanía activa está destinada a ayudarlas a:

  • conocer los recursos propios y cómo aprovecharlos mejor;
  • sentirse empoderadas para actuar en nombre de las respectivas creencias;
  • experimentar la sensación de que las voces y las opiniones de cada una de ellas importan;
  • comprender los principios de la sociedad civil y el cambio social;
  • para encontrar la motivación hacia una causa y darle forma a la voz propia de cada una de ellas.

 

Para lograr todos estos objetivos, los programas de educación de adultos, (es decir, todas las formas de aprendizaje emprendidas por adultos mayores, diseñados para impulsar la participación social y el activismo de las mujeres), deben centrarse en tres dimensiones clave (DGR-EC, 2003):

  • capacidad: desarrollar un sentido de agencia, de competencia y habilidad para hacer que ocurra el cambio;
  • responsabilidad: asumir la responsabilidad de algún problema social, responder y afrontar un desafío;
  • identidad: formar la propia identidad personal, desarrollar convicciones, opiniones, ideas, conexiones entre uno mismo y otras personas.

 

En este sentido, los programas de educación de adultos tienen el potencial de sensibilizar, estructurar conocimientos, moldear actitudes, fomentar los recursos personales y moldear las competencias cívicas y comunitarias. Ya que todo esto es imperativo para promover a las mujeres, y las personas mayores social y comunitariamente activas.

Unidad 3. Ser titulares de derechos en la vejez

 

Todos los seres humanos tenemos derechos y estos derechos no disminuyen con la edad. Por el contrario, en algunos niveles políticos se cree que los adultos mayores deberían tener derechos más específicos que los más jóvenes. En este sentido, las Naciones Unidas llevan décadas con el debate de la Convención sobre los Derechos de las Personas Mayores, pero aún no se ha adoptado.

 

Los derechos de las personas mayores a menudo se cruzan con los estereotipos basados en la edad. Por ejemplo, la mayoría de las veces se percibe a las personas mayores como una carga para las generaciones más jóvenes, (lo que podría ser cierto en los casos en que el estado es deficiente), pero si a las personas mayores se les permite mantener un trabajo remunerado, si tienen pensiones o ahorros, De hecho, los adultos mayores pueden apoyar a los más jóvenes al comprarles juguetes o ropa; también al pasar el tiempo libre con los nietos o al ayudar a pagar las hipotecas o contribuir con los pagos mensuales del automóvil. En lugar de promover la idea de dependencia de los sistemas de protección social, los responsables de la formulación de políticas pueden centrarse en empoderar a las personas mayores para que sean activas y autosuficientes.

 

Tener derechos incluye el derecho a la participación, el derecho a tener los propios puntos de vista, el derecho a tomar decisiones y tener voz y voto en la toma de decisiones del gobierno (OFTA, 2019). Todas las personas, incluidos los ancianos, tienen recursos personales (tiempo, habilidades, competencias, conocimientos, etc.) que pueden ser utilizados en la comunidad. Cada persona mayor puede encontrar su lugar dentro del sistema social de manera positiva, de una manera que no es una carga para otras generaciones, sino un valor agregado. Así, estimular la participación social comunitaria, productiva y política es una forma sana de hacer que los adultos mayores se beneficien de los derechos que les corresponden. Y, además, es una forma de “desahogar” a las generaciones más jóvenes.

 

Adoptar un enfoque de colaboración con las personas mayores significa que los resultados y los beneficios son compartidos. Tratar a las personas mayores como iguales junto con otras partes interesadas es importante para aumentar la confianza, las relaciones laborales colaborativas y las asociaciones genuinas (OFTA, 2019), haciendo así realidad el viejo dicho popular que dice que “los que respetan a los ancianos allanan su propio camino hacia el éxito”.

Aroogh, M. D., Shahboulaghi, F. M. (2020). “Social participation of Older Adults: A Concept Analysis”. In International Journal Community Based Nurs Midwifery, 8 (1), p. 55-72, World Wide Web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6969951/#:~:text=Social%20participation%20is%20defined%20as,interpersonal%20interactions%20outside%20the%20home, recuperado marzo - abril 2021.

 

Brand, B., Schmidt-Behlau, B. (2019). The Contribution of Adult Education to Active Participatory Citizenship. DVV International. World Wide Web: https://www.dvv-international.de/fileadmin/files/Inhalte_Bilder_und_Dokumente/Materialien/IPE/IPE-79_web_150dpi.pdf, recuperado marzo - abril 2021.

 

Directorate-General for Research – European Commission (DGR-EC) (2003). Lifelong Learning, Governance and Active Citizenship in Europen. ETGACE project – final report. Brussels. World Wide Web: https://cordis.europa.eu/docs/projects/files/HPSE/HPSE-CT-1999-00012/82607991-6_en.pdf, recuperado febrero - abril 2021.

 

Office for the Aging (OFTA) (Government of South Australia) (2019). Better Together. A Practical Guide to Effective Engagement with Older People. World Wide Web: https://www.sahealth.sa.gov.au/wps/wcm/connect/efc56a004efc69f1b7ccf79ea2e2f365/Better+Together+-+A+Practical+Guide+to+Effective+Engagement+with+Older+People.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=ROOTWORKSPACE-efc56a004efc69f1b7ccf79ea2e2f365-nwLmRMW, recuperado febrero - abril 2021.

 

Sagner, A., Kowal, P., Dowd, J. E. (2002). Defining “Old Age”. Markers of old age in sub-Saharan Africa and the implications for cross-cultural research. World Wide Web: https://www.researchgate.net/publication/264534561_Defining_Old_Age_Markers_of_old_age_in_sub-Saharan_Africa_and_the_implications_for_cross-cultural_research#:~:text=Other%20researchers%20(e.g.%20Peil%2C%20Bamisaiye,e.g.%20Folta%20and%20Deck%201987), recuperado abril 2021. 

 

The World Health Organization (2011). Global Health and Aging. World Wide Web: https://www.who.int/ageing/publications/global_health.pdf, recuperado abril 2021.

Actividad

Lorem Ipsum

Lorem ipsum

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolorLorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor